domingo, 24 de febrero de 2013

La sombra del sexismo acecha (de nuevo) a los Oscar

¿Ha apartado 'el club de hombres' de la Academia a Kathryn Bigelow de la estatuilla? Un estudio revela el machismo de las 'Majors': las mujeres trabajan más en el cine 'indie' que en Hollywood. Mucho se ha hablado en las últimas semanas del papelón que estarán pasando en la Academia de Hollywood al ver cómo Ben Affleck no deja de atesorar galardones como director del año, cuando su nombre ha quedado excluido en la categoría de mejor dirección en los Oscar. Pero mientras el batallón de premios inunda la estantería de Affleck, otro debate, el de por qué la primera mujer que consiguió un Oscar a la mejor dirección se ha quedado fuera de la lista de nominados, gana fuerza en la recta final de los premios del cine. Kathryn Bigelow, la capitana de La noche más oscura, tampoco oirá su nombre en la gala que se celebrará la madrugada del próximo domingo en el Dolby Theatre (si bien sí está nominada, junto al guionista Mark Boal y la productora Megan Ellison, en la categoría de mejor película). ¿Por qué la Academia ha obviado a una directora que sí ha sido reconocida en otros nueve grandes premios (incluyendo los Globos de Oro, los Bafta o los Directors Guild)? Esto mismo se pregunta Melissa Silverstein, fundadora del blog Women and Hollywood, cofundadora del festival de cine femenino Athena Film y autora del libro In Her Voice: Women Directors Talk Directing. Dejando de lado la polémica en torno a la legitimidad de la tortura que puede ofrecer la cinta, Silverstein lo tiene claro. "Creo que el pequeño círculo de directores de la Academia, que está dominado por hombres, creyó que ya había cumplido el cupo con ella y no quería ver a otra mujer, especialmente a la misma mujer, entrando a formar parte de su club de nuevo. Lo que me irrita especialemente es que Bigelow fuese aceptada en el 'club' con una película sobre hombres y cuando ella realiza una con una mujer al frente sea rechazada. Más cuando la taquilla ha respondido con mucha más fuerza frente a La Noche más oscura que con The Hurt Locker", explica la periodista a S Moda. Analizando el affaire Bigelow, Silverstein asegura que "las directoras serán más aceptadas contando historias de hombres. Lo más aplastante es que las historias sobre hombres se consideren como universales, y las que conciernen a mujeres sean vistas como otro tipo de historias", lamenta. Y no es la única. La guionista Diablo Cody (ganadora del Oscar y el Bafta por Juno y escritora responsable de Young Adult o la serie United States of Tara) reveló los mismos temores, hace unos días, a la revista Bust. "Hay una clara carencia de representación femenina en los Oscar [...] Es muy duro observar todo lo que está pasando ahora mismo en Hollywood. No sólo han dejado fuera a Bigellow; en la categoría de guionistas, de los doce nominados, sólo uno es una mujer", apuntó. Hasta el polémico Michael Moore ha salido en defensa de la directora alegando en un artículo cómo la película, "dirigida por una mujer, producida por una mujer, distribuida por una mujer y protagonizada por una mujer", trata realmente sobre "cómo no escuchamos a las mujeres y cómo de duro es para ellas que su voz sea escuchada en estos tiempos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario