lunes, 22 de agosto de 2011

EL SEXISMO EN EL LENGUAJE


EL SEXISMO EN EL LENGUAJE, OTRO PERJUDICIAL CANAL DE SOCIALIZACIÓN QUE TENEMOS QUE CAMBIAR

¿Sabías que el lenguaje que utilizamos habitualmente es sexista, que discrimina a las mujeres?. Con este apartado trataremos de analizar y ver las formas y las causas del por qué ese lenguaje que usamos y hemos asumido es perjudicial, pero antes debemos tener claro qué es eso del sexismo. El sexismo es la discriminación negativa ejercida hacia las personas por el hecho de nacer con un sexo determinado. Esta discriminación se ejerce fundamentalmente contra las mujeres. El lenguaje sexista da lugar al machismo y al hembrismo.

Vivimos en una sociedad en la que, a pesar de los avances que se están produciendo, se asignan sistema de valores, pautas de comportamiento y roles distintos, con diferente reconocimiento social a mujeres y hombres impidiendo la igualdad de oportunidades y el pleno desarrollo de las personas independientemente de su sexo. La lengua es una construcción social y como tal refleja esta situación y contribuye a reforzarla. Sin embargo, como construcción

social, como realidad dinámica y viva, se muestra como un posible instrumento para el cambio. Ese es el objetivo de esta actividad: reflexionar sobre el uso sexista de la lengua y ofrecer propuestas para su transformación.

Llamamos lenguaje sexista a todas aquellas expresiones del lenguaje y la comunicación humana que invisibilizan a las mujeres, las subordinan, o incluso,las humillan y estereotipan. La Lengua es una expresión del pensamiento, y por tanto cada persona habla y se expresa como piensa. Si se expresa de una manera machista y sexista es porque piensa así, ya sea porque expresamente opina de esa manera, ya sea porque ha interiorizado el estilo de vida androcententrista y patriarcal (que tiene al hombre como eje del universo), o ya sea porque no se ha parado a reflexionar que los cambios van por delante de los diccionarios, que también son sexistas. El sexismo sobrevalora todo lo masculino e invisibiliza lo femenino.La sociedad está compuesta por aproximadamente igual número de mujeres que de hombres. No nombrar a las mujeres en discursos, textos e ilustraciones que hacen referencia al quehacer humano, a grupos sociales o a la sociedad, es invisibilizarlas. Esta acción es sexista porque sobrevalora lo masculino, a la vez que desvaloriza lo femenino y a las mujeres. Las desconoce como personas. El androcentrismo considera lo masculino, y a los hombres, como modelo de lo humano. Hablar del “hombre” o de “ser humano” como sinónimo de lo humano, expresa una concepción de lo humano centrada en lo masculino. Esta concepción es

androcéntrica. Las acciones sexistas y androcéntricas denigran a las mujeres. Violan los derechos

humanos porque no respetan su dignidad como personas. Son discriminatorias porque se les trata diferente, cuando son iguales en derechos. El lenguaje sexista los encontramos en muchas partes. No hace falta sino mirar a nuestro alrededor para observar imágenes, palabras, mensajes…, que siguen discriminando a la mujer. Algunos espacios donde encontramos lenguaje sexista son:

-En el lenguaje tradicional y cotidiano: refranes, canciones, chistes, dichos, lenguaje coloquial, etc., son claros ejemplos del uso discriminatorio de la lengua hacia la mujer. Reflejan las creencias que de ella se tiene:

Tiran más dos tetas que dos carretas” “La mujer, como la sardina, mejor en la cocina”

-En el lenguaje escrito: cuentos, historia, biografías, libros de texto, literatura, diccionarios...Los cuentos han sido siempre fuente de entretenimiento, a la vez que transmiten valores culturales. La imagen de la mujer, generalmente, deja mucho que desear. Se le suele presentar como sumisa, dependiente, débil, buscadora de su ideal masculino, sin el cual su vida no tendría sentido. Sin embargo las cosas van cambiando lentamente y hay escritoras/es que hacen otro tipo de Literatura. También los libros de texto son muy importantes en la socialización de las personas. Sus discursos presentan procesos de transmisión y reproducción cultural. Además los libros de texto o no nombran a las mujeres, o las presentas como secundarias, dependientes, prescindibles etc. Incluso estudios serios han demostrado que los diccionarios de las lenguas, como el nuestro tiene un marcado carácter sexista en sus definiciones, y es que un diccionario es el resultado de la sociedad en la que se ha elaborado, es decir, si la sociedad es machista y androcéntrica el diccionario también lo será. Algunas de estas definiciones del DRAE son muy sexistas porque invisibilizan a las mujeres, la discriminan, o la incluyen dentro del genérico:

Hombre 1 Ser animado racional, varón o mujer Mujer 1 Persona del sexo femenino.

-En el lenguaje de los medios audiovisuales: Los medios audiovisuales contienen sexismo en su versión escrita, gráfica, electrónica, verbal, etc. En el lenguaje Publicitario: Anuncios, spots, carteles, vallas, marquesinas,folletos, etc., están impregnados de lenguaje sexista, tanto por sus imágenes como por sus eslóganes y reclamos publicitarios. La publicidad sexista, en ocasiones, tiende a la sutileza y es menos obvia, pero igual de agresiva. Muchos anuncios desprenden ahora una apariencia de igualdad irreal que no es fácil de reconocer. Hay quienes plantean que si se hacen spots sexistas es porque la realidad también lo es. Para otras personas, especialistas en publicidad, ésta no refleja los cambios sociales que se están produciendo y lanzan un reto a los anunciantes: “La publicidad podría servir como instrumento para lograr la igualdad”

-En el Lenguaje administrativo: instancias, documentos, impresos, boletines oficiales, leyes... suelen aparecer exclusivamente en masculino. No obstante, muchas administraciones públicas van modificando sus documentos de manera que contemplen a mujeres y hombres, según se trate, o mediante la utilización de palabras genéricas, que incluyan a ambos sexos.

-En el lenguaje simbólico: la mayor expresión de sexismo en el Lenguaje es la utilización del genérico masculino para representar tanto a hombres como a mujeres. Una sociedad androcéntrica ha establecido que decir, por ejemplo, “los derechos del hombre”, incluye a las mujeres. Y les parece mejor esta expresión (invisibilizando a las mujeres) que decir, por ejemplo, “los derechos de las personas, o los derechos del ser humano”. Como podemos observar, el lenguaje sexista es algo cotidiano y “normal”. No obstante, la lengua española, en sí, no es sexista. Lo que es sexista es el uso que hacemos de ella.

Cuando hablamos de la incorporación del enfoque de género en la lengua, algunas personas creen que esta incorporación se limita al uso de los artículos “los” y “las” en el lenguaje. Pero la aplicación del enfoque de género implica algo más que ciertos usos del lenguaje para el objetivo que no es otro que el de visibilizar a las mujeres en la sociedad. No obstante, este es otro paso necesario y, por ello, resaltamos los errores o aspectos a modificar:

1-El uso del género gramatical masculino como genérico para hacer referencia tanto a hombres como a mujeres. Esto excluye y hace invisible a las mujeres.

Los niños estaban jugando al fútbol ________ (¿Y las niñas?)

Los derechos del hombre ___________________ (¿Y de las mujeres?)

2-Presentación del hombre como único sujeto de acción y referencia, de las mujeres como dependientes o subordinadas.

El presidente acudió a la recepción acompañado de su mujer y su hijo.

Los asistentes al concierto acudieron con sus cónyuges, novias…

3-Uso asimétrico de nombres y títulos, que minimizan a las mujeres.

Señor ________ Señora o señorita (expresa estado civil)

Hombres ________ Chicas

Placido Domingo ________ La Caballé

4-Atribución de diferentes cualidades a hombres y mujeres. En las mujeres se suelen destacar cualidades estéticas y en los hombres las intelectuales.

Las mujeres, visiblemente afectadas...

La Vicepresidenta, que lucía un traje clásico, se entrevistó con su homólogo...

5-Uso del género femenino para descalificar y alusiones peyorativas a las mujeres o a los valores, comportamientos y actitudes que se les asignan.

¡Llora como una mujer! ¡Tonterías de mujeres!

6-Usar el femenino siempre que corresponda al sexo de quien se escribe o habla, aunque sea infrecuente.

El usuario ________ la usuaria El jefe ________ la jefa

7-Uso de tratamientos no equivalentes.

Sr ________ Srta. Hombre ________ Chica

Estos son algunos de los errores más frecuentes si bien existen otros aspectos que debemos tener en cuenta:

1-El uso de las barras y la @. Las barras pueden ser válidas en algunos casos, especialmente para documentos administrativos: formularios, fichas, impresos... La @ es mejor evitarla. No soluciona el problema a nivel oral.

2-La concordancia. En el caso de emplear los dos géneros gramaticales, se sugiere concordarlos con el último artículo o sustantivo. Los y las nuevas trabajadoras.

3-La prueba de la inversión. Para descubrir una frase sexista sustituye la palabra dudosa por su

correspondiente del género opuesto. Si la frase resulta inadecuada, la original es sexista.

Después de ver algunos de los errores más frecuentes que invisibilizan a las mujeres en el discurso, tengamos presente una serie de recomendaciones para cambiar esta realidad:

1-Emplear el femenino cuando las personas a las que nos referimos son mujeres. Jefe-jefa

2-En el caso de no conocerse el sexo, se pueden alternar barras, paréntesis, o procurar que su uso no sea excesivo. En algunas palabras es suficiente con suprimir el artículo.

El presidente de la asociación juvenil----------------------------El/la presidente/a de la asociación

3-Introducir en el lenguaje habitual el uso de genéricos y abstractos.

Los ciudadanos-------------------------------La ciudadanía

Los abonados-------------------------------------Las personas abonadas

4-En las formas de tratamiento y cortesía: utilizar directamente el nombre de la persona. En caso necesario nombrar

los dos géneros. Eliminar el término Srta.

Sr Antonio y Srta Ana------------------------------------Sr Antonio y Sra Ana

5-Trato habitual: nombrar los dos géneros, duplicar y alternar las concordancias y el orden (evitar el uso del masculino en primer lugar).

Queridos alumnos---------------------Queridos alumnos y alumnas

6-Títulos, carreras y profesionales: nombrar en femenino cuando corresponda. No te preocupes si algunas personas te miran extrañadas, sólo podremos cambiar las cosas si nos atrevemos a llamarlas por su nombre.

Abogadas, arquitectas, juezas etc


-ACTIVIDADES:

1-¿Qué es el sexismo? ¿Qué provoca?

2-¿Qué quiere decir que el lenguaje tradicional es sexista?

3-¿Por qué nos han educado bajo un lenguaje sexista?

4-¿Cuáles son los objetivos de esta actividad?

5-¿Por qué es importante cambiar nuestra manera de hablar y escribir? ¿Cómo puede influir en la sociedad en la que vivimos?

6-Dónde podemos encontrar lenguaje sexista?

7-Explica los siguientes términos o, al menos, dí qué te sugieren:

-Zorro, zorra, pícaro, pícara, lagarto, lagarta, hombre público, mujer pública, perro, perra, aventurero, aventurera, cualquier, cualquiera, golfo, golfa, regalado, regalada, callejero, callejera, lobo, loba, ligero, ligera,

8-¿Qué significa incorporar el enfoque de género en la lengua?

9-De las siguientes frases o fragmentos di 1º si son sexistas o no, 2º aquellos que sí lo sean especifica qué tipo de sexismo se ha efectuado y, por último, 3º propón una manera no sexista de expresar esa frase.

-Aquella médico se llamaba Ana.

-Todos los niños del colegio eran españoles.

-El señor Antonio y la señorita María están presentes.

-Miguel es un niño alto.

-La Esteban me cae muy mal.

-Los hombres no lloran.

-Eres una nenaza.

-“Mujer sin varón, ojal sin botón”.

-En España hay muchos usuarios de internet.

-En Francia se aprobó los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

-!Sentaros todos!

-Los alumnos/as de este instituto son buenos.

-Los hombres del paleolítico vivían en cuevas..., las mujeres se dedicaban a ciudar a sus hijos.....

- “Buenas tardes queridos oyentes, esta noche hablaremos de la crisis y quiero que todos estéis atento a......”

10-Subraya en este texto todos los ejemplos de lenguaje sexista que exista y reescribe el mismo texto en un lenguaje más igualitario.

El lector de esta novela no debe olvidar que los niños que en ella aparecen son chicos que se divierten jugando a juegos de siempre: a la pelota, a las muñecas...

Los padres de los protagonista, Emma y Luis, se ven obligados a mantener una conversación con sus hijos. Han recibido una demanda de los profesores, que cuenta con el apoyo de la asociación de padres: todos los chicos tendrán que acudir por las tardes al colegio para que el tutor les ayude en el estudio. Nuestros protagonistas, al principio, no les agrada la idea. Sus padres intentan convencerlos con argumentos ya conocidos: si no estudian corren más riesgo de convertirse en parados, mientras que si se preparan como es debido, pueden llegar a ser médicos, abogados o, al menos, trabajadores mejor cualificados .

El lugar donde viven los protagonistas de nuestra novela es un bonito pueblo costero, Chiclana. Los chiclaneros son hombres alegres a los que les gusta disfrutar del campo y la playa. Por eso, Emma y Luis se resisten, al principio, a aceptar la disciplina del estudio.

11-Te propongo una pequeña tarea de investigación, durante una semana escucha a tu profesorado, a tus amistades y a tu familia y si oyes algún tipo de palabra o expresión sexista apúntalo en tu cuaderno y hazle saber que está usando un lenguaje sexista, que si lo sabía o no y cúal es su reacción.

12-Escribe las conclusiones que hayas aprendido tras haber trabajado el lenguaje sexista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario